¿Por qué nos gusta tanto el vino a los españoles?

Por fin ha llegado ese ansiado momento de salir a tomar algo. ¿Qué te apetece beber hoy? Con un buen vino con el sello de prestigio internacional Denominación de Origen no puedes fallar. ¿Pero sabías que además el vino puede ser saludable para ti?


Rioja es la Denominación de Origen líder en España. El gran número de bodegas nacionales, los espectaculares viñedos y un producto exquisito de la más alta calidad han conseguido que el enoturismo sea una de las escapadas culturales más demandadas, centrándose especialmente en los parajes de Rioja. Allí podrás visitar bodegas centenarias, participar en sorprendentes catas de vinos, realizar rutas en bicicleta entre viñedos o contemplarlos desde las alturas mientras disfrutas de un paseo en globo. 

Y ahora sí, ¿por qué a los españoles les gusta tanto el vino? Sigue leyendo: lo resumimos en 5 claves.



1. ¿Envejecer? No, gracias


Los investigadores de la Escuela Médica de Harvard realizaron un estudio sobre el resveratrol, un componente antioxidante de la piel de la uva negra que actúa como un protector natural de la vid. Para el consumidor de vino esto se traduce en un ligero retraso del envejecimiento. ¡Dile adiós a esas carísimas cremas antiarrugas!

2. Una salud de hierro


Muy a menudo escuchamos lo beneficioso que puede llegar a ser tomar una copa de vino al día. ¿Verdad o mito? Las uvas que se utilizan para elaborar el vino son ricas en antioxidantes, un componente que ayuda a controlar el colesterol malo al mismo tiempo que favorece nuestra salud cardíaca. También contiene minerales, puede ayudar a detener la proliferación de los vasos sanguíneos oculares que causan ceguera y hasta podría fortalecer tus huesos. Además, este delicioso néctar también evita que se generen ciertas bacterias en la boca que causan gingivitis y mal aliento. Olvídate de los caramelos de menta, tómate una copa de vino.


3. Nuestro aliado contra el sol


Seguro que tu madre también insistía una y otra vez en que te pusieras protector solar antes de salir a la calle. ¿Sabías que el vino también te protege de los efectos nocivos del sol? Según una investigation de la Universidad de Barcelona, los flavonoides del vino y de las uvas ayudan a reducir los daños que los rayos ultravioleta generan en nuestra piel. 

4. El vino te ayuda a perder esos kilos de más


No te hagas ilusiones: beber vino no adelgaza. Sin embargo, según un estudio realizado en la Universidad de Oregón, el ácido elágico presente en las uvas ralentiza la formación de nuevas células grasas y estimula las existentes para favorecer su eliminación. Eso sí, recuerda que el consumo de vino debe de ser moderado y se recomienda acompañarlo de una dieta equilibrada.

5. Sé feliz


Echa un vistazo a la terraza de un bar. El ambiente es distendido, la gente se ríe y disfruta de un momento de tranquilidad. Varios estudios han demostrado que degustar una copa de vino nos ayuda a relajarnos y a generar endorfinas, un químico natural que genera nuestro cuerpo y nos produce sensación de bienestar. Incluso hay varios experimentos que han llegado a la conclusión de que los consumidores moderados de vino tienen menos riesgo de ser diagnosticados de depresión.


#SaberQuiénEres es tu gran poder y tu fortaleza. Descubre todo un universo de exquisitas sensaciones con la Denominación de Origen Calificada Rioja. Los mejores viñedos están en tu copa de #RiojaWine.